Buenos Aires
SEGUINOS    

    Se dictó la conciliación obligatoria en el conflicto con Cresta Roja

    Tras el recrudecimiento del conflicto en la avícola Cresta Roja, con el despido de 51 empleados el jueves último, se dictó la conciliación obligatoria

    Se dictó la conciliación obligatoria en el conflicto con Cresta Roja

    Tras la reunión entre las partes de ayer, que se prolongó hasta la medianoche, el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto de la empresa avícola Cresta Roja.

    "Se levantó el paro y volvieron a trabajar todos los empleados, menos el que le pegó una trompada al gerente", confirmaron desde la cartera que conduce Jorge Triaca. El próximo encuentro entre representantes de la empresa y de la comisión interna de la Federación de Trabajadores de la Alimentación está previsto tras la medida conciliatoria.

    “La conciliación dictada es positiva para los trabajadores”, sostuvo Diego Chávez, uno de los 51 despedidos. El empleado aseguró que Proteinsa S.A., actual operadora de Cresta Roja, “acató la conciliación, abrió las plantas y ahora están todos trabajando, incluyendo los 51 que estaban despedidos”.

    Del encuentro de anoche participaron “el dueño de la empresa y representantes de los trabajadores y del gremio”, según informó Chávez. La medida, que regirá por 15 días, incluye el compromiso de la empresa de pagar los sueldos adeudados y los días caídos.

    Los directivos de Cresta Roja sostuvieron que el motivo de los despidos no es económico, sino relacionado con la "violencia" de los empleados, que habían disuelto la comisión interna (que responde a la Federación de Trabajadores de la Alimentación) y, en asamblea, votaron nuevos delegados. Desde la empresa denuncian que existió un "hecho de violencia puntual", en el que un empleado le pegó una trompada a un gerente

    Los empleados denuncian que fueron despedidos por motivos políticos y que Cresta Roja se encuentra en un proceso de "flexibilización laboral". Sostienen que hay un lockout patronal ya que, según los delegados, las plantas, ubicadas en la localidad bonaerense de Esteban Echeverría, están parcialmente paralizadas.

    Desde la gestión de Proteinsa, Cresta Roja está produciendo un 50% menos de lo que producía cuando la compañía estaba en manos de Rasic. Proteinsa S.A. está compuesta por Ovoprot, Tanacorsa y Grupo Lacau y se hizo cargo de la avícola tras el conflicto de 2015.