Buenos Aires
SEGUINOS    

    Rodríguez Saá renunció al Interbloque Parlamentario Federal del Senado

    El senador nacional por San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, renunció este miércoles al Interbloque Parlamentario Federal, lugar que presidía desde 2008.

    Rodríguez Saá renunció al Interbloque Parlamentario Federal del Senado

    El senador nacional por San Luis, Adolfo Rodríguez Saá, renunció este miércoles al Interbloque Parlamentario Federal, lugar que presidía desde 2008.

    El "puntano" informó de manera oficial su renuncia mediante una nota dirigida a la presidenta del Senado, Gabriela Michetti, en la que no especificó los motivos de su decisión. Sin embargo, voceros del legislador informaron que “adoptó esa decisión luego de haber solicitado formalmente seguir integrando la Comisión Bicameral Permanente de Trámite Legislativo”.

    Esa comisión es la encargada de analizar los decretos de necesidad y urgencia (DNU) del Gobierno.

    Fue durante el mes de enero, mientras Rodríguez Saá se encontraba de vacaciones en la costa uruguaya, que se designaron a los integrantes de la Comisión Bicameral de acuerdo a las propuestas de cada interbloque y sólo faltaba el Federal, que finalmente propuso a la salteña María Cristina Fiore Viñuales.

    Al enterarse de la novedad, el representante de San Luis pidió ser incluído en dicha comisión, pero la respuesta fue que el pedido había sido presentado fuera de término y que ya había sido incorporada Fiore Viñuales. Tras esto, su compañera del Interbloque, María Eugenia Catalfamo presentó su renuncia y expresó la molestia por la negativa que recibió su jefe político ante el pedido de integrar la Comisión Bicameral: "La decisión de nombrar a otro senador no fue consensuada con los demás miembros del espacio", sostuvo en la nota de renuncia.

    Dadas las dos recientes renuncias, el Interbloque Parlamentario Federal -fundado en 2008, en medio de peleas con el kirchnerismo- quedaría conformado por cinco senadores: Romero, Reutemann, Fiore Viñuales y los neuquinos Guillermo Pereyra y Lucila Crexell.

    Compartir