Buenos Aires
SEGUINOS    

    Quebró Alco-Canale y peligran más de 1000 puestos de trabajo

    La Justicia dictaminó la quiebra de la Industria Alimentaria Mendocina (IAMSA), principal unidad de negocios del grupo Alco-Canale

    Quebró Alco-Canale y peligran más de 1000 puestos de trabajo

    Los problemas de la compañía no eran nuevos. Se remontan al 2015, cuando comenzó su debacle financiera a pesar de que el anterior gobierno kirchnerista intentó un operativo rescate con una inyección de $150 millones a través de un crédito del Banco Nación que finalmente no sirvió para que la empresa superara esa crítica situación.

    Es más, el dinero fue entregado a las autoridades de Alco-Canale fueron distribuidos en dos etapas de $75 millones que se completaron en el 2016, pero que no evitaron el despido de cientos de sus trabajadores y la suspensión de otros tantos, ni los constantes incumplimientos en el pago de sus deudas, sueldos y otros gastos a proveedores.

    En ese momento, el gobierno mendocino decidió interventir directamente para volver a intentar un operativo rescate hasta que a principios de este año, la compañía otra vez se vio inmersa en un escenario de inestabilidad que derivó ahora en el fallo judicial que decretó su quiebra. La empresa supo ser líder en la producción e industrialización de frutas y hortalizas de la Argentina que se vio afectada por un combo formado por la fuerte caída de las exportaciones, el menor consumo y la constante suba de costos.

    Desde el Partido Justicialista adelantaron que presentarán un plan para iniciar “la recuperación” de la fábrica ubicada en Tunuyán para que sea gerenciada por sus trabajadores. También pidieron que la empresa sea acompañada por Pro Mendoza, el Instituto de Desarrollo Comercial y el Instituto Industrial de la Provincia, para que siga funcionando como una cooperativa

    Por su parte, la planta de conservas de La Campagnola de Arcor, ubicada en San Martín (Mendoza), ya desvinculó a 750 trabajadores. El sindicato de la alimentación denuncia "vaciamiento y retiros voluntarios", ya que la empresa sólo se quedaría con la línea de envasado de granos.

    El sector de conservas está en crisis, como buena parte del sector alimenticio. El grupo Canale tiene tres plantas en Mendoza -Tupungato, Tunuyan y Real del Padre- donde hacen el llenado de conservas de tomate, fruta y mermelada. Se suma la planta de Redepa en Llavallol que hace los envases de ojalata para los alimentos de conserva, y en Catamarca tienen la planta Caminos de llenado de legumbres. Nicolas Macchi delegado de una de las plantas explicó a BAE Negocios que "hace tres meses que no cobramos los sueldos, no tenemos ART, nos cortaron la obra social, pese a que empezaron a exportar a 5 países y este año volvimos a producir como nunca antes. Del 2015 al 2017 sufrimos despidos, suspensiones, no pago de vacaciones, mucho maltrato".

    Compartir