Buenos Aires
SEGUINOS    

    "Nosotros no cambiamos las posturas. Qué pedimos antes: las PASO. Que pedimos ahora: las PASO"

    La ex mandataria quiere unidad para evitar las elecciones primarias, pero desde las filas randazzistas no dan crédito a la proclama

    La expresidente Cristina Fernández dice a los suyos que “no quiere ser candidata“, aunque podría cambiar de opinión si hay “unidad y se lo piden“, en una suerte de “operativo clamor” del PJ-FPV para que se presente en las legislativas de octubre, dijeron voceros partidarios.

    Sin embargo, el ex ministro de Interior y Transporte Florencio Randazzo sigue plantado en su idea original de que la interna del peronismo-kirchnerismo se salde en las PASO, en agosto.

    En el Instituto Patria, donde el miércoles citó a los 20 jefes comunales que denomina “leales”, la ex presidenta pidió a los intendentes de su palo que trabajen por la “unidad amplia, que contenga a todos, incluso a Randazzo” y que salgan a buscar a los que se fueron ofuscados del Suther para, a partir de esta consigna, volver a ser contenidos dentro del espacio puramente kirchnerista.

    Sin embargo, desde las filas randazzistas no dan crédito a la proclama de unidad: “De qué unidad amplia hablan si, por ejemplo, hacen la distinción entre ‘Leales’ y ‘los otros’ y hablan de ‘expulsar a quienes no voten como el resto’, esto da cuenta de que Cristina sigue pensando que es presidenta“, dijeron desde el núcleo de Randazzo.

    “Nosotros no cambiamos las posturas. Qué pedimos antes: las PASO. Que pedimos ahora: las PASO“, sostienen retóricamente desde las filas randazzistas. A puertas cerradas, la expresidente pidió a cada uno de los 20 intendentes que estuvieron en la reunión que las listas “sean competitivas”, sin que eso implique armar un “tren fantasma”, que incluya a dirigentes que cayeron en desgracia en la consideración de la ex mandataria, como los senadores Miguel Angel Pichetto o Juan Manuel Abal Medina.

    Cristina Fernández pidió además, a puertas cerradas, un “acuerdo de base programático y la expulsión de los que después voten en contrario“, contó uno de los 20 intendentes que participaron del cónclave en el Instituto Patria con la “Jefa”, como les gusta llamar a la expresidente.