Buenos Aires
SEGUINOS    

    "No quiero a CFK como 'mánager' en la política, deseo verla con los 'cortos'"

    Dady Brieva estuvo presente en el programa "La pura verdad", conducido por Mauro Viale. El humorista alertó sobre la desigualdad social en la región y, en un juego de palabras con el fútbol, dijo que no quiere a Cristina Fernández como “mánager” en la política, sino que desea verla “con los pantalones cortos”.

    “Un día me ofrecieron ser vicepresidente de Colón. El peronismo y Colón son mis dos pasiones; y el día que me den un cargo me matan la pasión. No perteneciendo es la única manera en la que si algo no me gusta puedo putearlos. Siempre dijimos el slogan ‘volver para ser mejores’. Si no vamos a volver para ser mejores… La verdad que no voy a estar”, explicó el actor santafesino en la extensa entrevista.

    Se mostró muy crítico con la actualidad económica y dedicó varios minutos de la charla a la diferencia de posibilidades que, según su visión, existe en la sociedad actual: “Va a ser un mal negocio no distribuir la riqueza, va a ser tarde cuando un tipo diga ‘dono un millón de dólares’. Metetelos en el culo, no van a servir porque el hacinamiento, el maltrato, la pobreza y la indignidad cambian la naturaleza de la gente”.

    “Yo les diría a esos tipos que no quieren poner la platita y quieren vivir como Finlandia pero tienen la empleada doméstica en negro, que empiecen a pensar seriamente en todo eso, que la desigualdad es una cosa que tiene que involucrar a todos”, agregó.

    Reconocido simpatizante del kirchnerismo, contó: “Una vez hablé con Larreta y le dije ‘ustedes no creían que iban a ganar’. Y era verdad. Me parece que tuvieron que salir a armar un equipo pero como no sabían de fútbol pusieron a un basquetbolista al arco, cuatro defensores de rugby duros, en el mediocampo alguno de ellos y tres que juegan al hockey. Y ganaron. Con el tiempo dicen ‘tirale abajo al basquetbolista que no va abajo’ y los cuatro defensores son fuertes pero se cargan de amarillas…”.

    De todas formas, también fue crítico con el peronismo, y aseguró: “Fuimos un poco soberbios, no atendimos el teléfono a los que fueron protagonistas. En el poder uno se vuelve pelotudo y varias veces hemos tenido algunos excesos de gil por tenerla toda y ser el campeón, y un desgaste de 12 años. Pero sin dudas el peronismo es la salvación. El argentino es peronista, aún cuando odia a Perón”, dijo.

    En una charla que siempre giró en torno al peronismo, su futuro y el rol de Cristina Kirchner en la política, indicó: “Soy un tipo que tiene espalda. Puedo tener diez Macri o dos Rodrigazos porque estoy bien económicamente. Tengo más miedo a dormir con la luz apagada que a la falta de trabajo. Vivo bien”.

    Sobre Cristina Kirchner, dijo que no quiere “que juegue de mánager”, sino que desea verla “con los pantalones cortos”. Siguiendo con la jerga futbolística, indicó: “Los partidos más importantes los jugamos pinchando con alfileres. Después me gustaría que juguemos lindo, que no ganemos todos los partidos pinchando con alfileres”.

    Respecto a Miguel del Sel, compañero suyo en Midachi pero con ideas políticas diferentes a las suyas, aseguró que ya no existen problemas personales: “Es un hermano. Nuestra relación es de antes de que Cristina fuera senadora y Macri presidente de Boca. Somos Midachi hace 35 años. No tiene capacidades políticas, no se ha preparado para eso”.

    Compartir