Buenos Aires
SEGUINOS    

    Masacre en iglesia baptista de Texas, hay muertos y decenas de muertos

    Casi treinta personas murieron hoy en un iglesia baptista de Texas (EE.UU.) como resultado de un tiroteo iniciado por una persona sin identificar. El suceso se registró en una iglesia ubicada Sutherland Springs, al 45 kilómetros al sureste de San Antonio (Texas)

    Masacre en iglesia baptista de Texas, hay muertos y decenas de muertos

    Casi treinta personas murieron hoy en un iglesia baptista de Texas (EE.UU.) como resultado de un tiroteo iniciado por una persona sin identificar. El suceso se registró en una iglesia ubicada Sutherland Springs, al 45 kilómetros al sureste de San Antonio (Texas), en donde tras los hechos hay una fuerte presencia policial. El atacante ingresó a la iglesia poco antes del mediodía y abrió fuego durante el servicio religioso dominical

    Según testigos afirman que hay "varios" cuerpos sin vida en la iglesia, que a la hora del suceso se hallaba oficiando una misa. Dos helicópteros de Airlife también estan en el lugar. Un despachador de la policía local dijo que todos los funcionarios policiales no están disponibles para hacer declaraciones. El comisionado del Condado Wilson Albert Gamez Jr. ha señalado a la cadena MSNBC que la cifra de muertos asciende a 27 personas y por lo menos a 24 los heridos.

    La iglesia atacada First Baptist Church, acostumbra a grabar con vídeo sus misas por lo que varios oficiales del Estado afirmaron a medios estadounidenses que en la grabación de la celebración de hoy encontrarán los detalles del tiroteo. Según la portavoz de la policía de un condado colindante, el sospechoso murió tras una breve persecución con agentes. Se desconoce si se quitó la vida o fue abatido por la policía.

    Carrie Matula, una testigo, explicó a NBC que escuchó disparos procedentes de un arma semiautomática. “Es una comunidad pequeña así que todo el mundo tenía mucha curiosidad sobre qué estaba pasando. Yo me encontraba a 45 metros de la iglesia”, afirmó. Otro testigo, cajero en una gasolinera al otro lado de la calle del templo, señaló a la cadena CNN que escuchó unos 20 disparos "en rápida sucesión mientras se realizaba un servicio religioso".

    Poco después del hecho, el gobernador de Texas, Greg Abbott, escribió un mensaje en su cuenta de Twitter en el que condena los hechos. "Nuestras oraciones están con todos los que fueron perjudicados por este acto malvado. Nuestro agradecimiento a las autoridades por su respuesta", manifestó el gobernador.

    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recién aterrizado en Japón para su gira asiática, escribió en Twitter que está al tanto de la situación. "Que Dios bendiga a la gente de Sutherland Springs".

    El tiroteo ocurrió un mes después de que un hombre armado disparara desde una habitación de un hotel de Las Vegas, Nevada, matando a 58 personas e hiriendo a centenares de personas que asistían a un concierto al aire libre. Un detective de la policía que habló con Fox News indicó que ya no hay una "amenaza activa" en el templo.