Buenos Aires
SEGUINOS    

    Marsella: el Estado Islámico se atribuyó el asesinato a puñaladas de dos mujeres

    La policía francesa informó que las víctimas tenían 17 y 20 años

    Marsella: el Estado Islámico se atribuyó el asesinato a puñaladas de dos mujeres

    Militares franceses del dispositivo antiterrorista Centinela han abatido este domingo a un hombre armado con un cuchillo que ha matado a dos mujeres en las inmediaciones de la estación de tren de Saint-Charles de Marsella.

    Se trata de dos mujeres jóvenes. Una de las víctimas fue degollada y la otra apuñalada. El asaltante, de unos treinta años y fichado por delitos menores pero no por terrorismo, actuó solo y no llevaba consigo ningún documento de identidad. Los hechos se han producido sobre las 13.45 horas y según testigos presenciales el atacante habría agredido a las víctimas al grito de Alá Akbar (Dios es grande).

    La fiscalía antiterrorista se ha encargado de la investigación, aunque el ministro del Interior, Gerard Collomb, que ha viajado a Marsella para conocer los detalles del ataque se ha mostrado prudente y ha evitado hablar de atentado.

    “Este acto podría ser de naturaleza terrorista pero, en este momento, no podemos afirmarlo”, ha dicho. Tras visionar las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad, Collomb detalló que el autor de los hechos golpeó a una de las mujeres antes de retroceder y atacar a la segunda. “Ese elemento plantea algunos interrogantes”, ha señalado.

    Durante buena parte de la jornada la policía mantuvo acordonada la zona y pidió a los ciudadanos evitar el perímetro de la estación, objeto de una amplia operación de las fuerzas de seguridad.

    La estación fue evacuada y el tráfico ferroviario interrumpido hasta que se retomó paulatinamente a última hora de la tarde. La compañía nacional de ferrocarril (SNCF) se vio obligada a inspeccionar numerosas maletas abandonadas por los viajeros. “Dos minutos antes de que saliera mi tren, nos indicaron que debíamos abandonar el andén. La evacuación se ha producido en un ambiente de calma”, comentaba un viajero al diario ‘Le Monde’.