Buenos Aires
SEGUINOS    

    Los gremios pedirán un 20% de aumento más una cláusula gatillo

    Los cambios en las metas económicas que anunció ayer el Gobierno tuvieron varias consecuencias casi inmediatas. La primera fue que el dólar experimentó una nueva suba y superó los 19 pesos. Otra es que algunos gremios decidieron recalibrar sus estimaciones para las paritarias de 2018.

    Los gremios pedirán un 20% de aumento más una cláusula gatillo

    Ayer el Jefe de Gabinete de Ministros Marcos Peña; el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, y los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne; y de Finanzas, Luis Caputo, brindaron una conferencia de prensa en la Casa Rosada en la que anunciaron que el Gobierno decidió "recalibrar" las metas de inflación y según los pronósticos en 2018 será del 15% y alcanzará un dígito recién en 2020.

    A eso se le suma el aumento en el transporte. Los nuevos cuadros tarifarios de colectivos y trenes comenzarán a regir desde febrero próximo y serán anunciados por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la semana que viene. Por lo que se anticipó, la suba será gradual.

    Ante esta situación, los gremios reunidos quieren un 20% de aumento, más una cláusula gatillo, parámetros que chocan con las pretensiones que tiene el Gobierno. En esa reunión sorprendió la ausencia de Armando Cavalieri (Comercio) y de José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), que dijo que estaba enfermo, aunque estuvo representado por los independientes Martínez y Rodríguez.

    El Ejecutivo tiene la intención de establecer un techo del 16%. Además, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, expresó en reiteradas ocasiones la voluntad del Gobierno de dejar de usar la variable de la cláusula gatillo que se tomó como costumbre en las negociaciones en los últimos años. Por lo que se estima que la discusión paritaria para el año que viene podría ser tensa.

    Los sindicatos argumentan que luego de que las estimaciones oficiales con respecto a los cálculos de la economía de los últimos dos años fueran erróneos, será difícil que acepten acuerdos sin el salvoconducto de la cláusula gatillo

    Compartir