Buenos Aires
SEGUINOS    

    La Rioja: Murió un cadete de la Policía luego de que deshidratara en un "baile"

    Uno de los cadetes internados luego de tomar parte de la instrucción física de ingreso a la Policía de La Rioja falleció hoy como consecuencia de un paro cardíaco luego de estar internado durante cinco días, ante lo cual las autoridades de la Escuela de Oficiales volvieron a ser detenidos.

    La Rioja: Murió un cadete de la Policía luego de que deshidratara en un

    "Mi hermano no soportó un ataque al corazón. Nuestra familia está destruida. Era nuestro hermano más chico, de 18 años. El lunes fue su primer día en la Escuela de Oficiales y esa tarde ya estaba en coma, luchando por su vida", sostuvo Adrián, el hermano del cadete Emanuel Garay fallecido.

    El joven reclamó que "los responsables respondan ante la Justicia" y advirtió que "no es un caso aislado" de entrenamiento abusivo por parte de la Policía sino que "se vienen dando año a año". "Mi hermano cayó deshidratado. El instructor dijo `Déjenlo, si se tiene que morir, que se muera´. Estuvo media hora más bajo el sol abrasador y luego le tiraron un baldazo de agua", relató Adrián Garay.

    En ese sentido, las ocho autoridades de la institución policial, que habían recuperado la libertad el pasado viernes, fueron detenidas en la mañana del sábado como consecuencia de la muerte del cadete Garay. Además, se abrió una investigación interna para determinar la responsabilidad de cada uno de los directivos de la institución.

    La medida abarca desde la autoridad de máximo rango del instituto, hasta el instructor a cargo, siguiendo la cadena de mandos que tienen a cargo los alumnos, de entre 19 y 26 años, aspirantes de la policía. Asimismo, la Secretaria de Seguridad, mediante resolución administrativa, dispuso la intervención de carácter inmediato a través de la Dirección de Asunto Internos, del Instituto de Seguridad, que estará a cargo del comisario René Maldonado.

    "La escuela va a cambiar, tiene que cambiar porque esto que ha pasado es grave y amerita una revisión profunda; no sólo de análisis médicos respecto a la salud de los inscriptos, sino también del entrenamiento físico, protocolo áulico y todas las cuestiones", se comprometió el ministro de Gobierno a cargo, Juan Luna.

    El último parte médico brindado por el Hospital Vera Barros, el último viernes, indicaba que Garay que se encontraba "en estado crítico, con pronóstico reservado y un seguimiento de hora a hora". El joven falleció luego de haber permanecido cinco días en terapia intensiva, debido a las secuelas que le provocó un entrenamiento abusivo.

    Otros 11 cadetes que fueron sometidos al "baile" también se encontraban hospitalizados por cuadros similares a los de Garay, pero se encuentran fuera de peligro.

    La ministra de Salud provincial, Judit Díaz Bazán, en un posteo en las redes sociales manifestó: "Muy dolida, en el hospital. Profundo dolor que nos atraviesa a todos los riojanos. QEPD (Que en paz descanse)". El fiscal General de La Rioja, Hugo Montivero, deslizó en diálogo con Cadena 3 que el cadete, que murió producto de un entrenamiento extremo, se habría descompensado en una práctica de "bautismo"

    Los restos del joven, que lamentablemente no pudo reponerse ante el cuadro de shock que le provocó hacer ejercicios físicos por largas horas a altas temperaturas y sin hidratación, serán velados en la localidad de Portezuelo, departamento Facundo Quiroga.

    Compartir