Buenos Aires
SEGUINOS    

    La Justicia incautó más de $160 millones a tres sindicalistas detenidos

    A los sindicalistas detenidos Marcelo Balcedo (SOEME), Humberto Monteros (UOCRA Bahía Blanca) y Juan Pablo Medina (UOCRA La Plata) les decomisaron $ 160 millones en efectivo, entre los que había además dólares y euros. Aparte están una serie de suntuosos bienes, como autos de alta gama, propiedades de lujo que se investiga si pertenecen a ellos o están a nombre de testaferros.

    La Justicia incautó más de $160 millones a tres sindicalistas detenidos

    Balcedo, Monteros y Medina están acusados de lavado de dinero, asociación ilícita, delitos fiscales, extorsión y coacción, en un fuerte avance de la Justicia contra la corrupción en los sindicatos, que incluye pedidos de aceleración en causas por irregularidades que involucran a otros gremialistas como Hugo Moyano (Camioneros) y Víctor Santa María (SUTERH).

    Detenido en una lujosa chacra en Uruguay junto a su pareja Paola Fiege, a Balcedo le secuestraron al momento de su arresto 14 vehículos de lujo, U$S 500.000 y 6000 euros, además de armas y municiones. Además, la Justicia de ese país busca u$s7 millones en cajas de seguridad, ya que en el operativo encontraron llaves que corresponden a cofres de tres bancos y una carta escrita a mano que indicaba cuanta plata había en cada uno de ellos.

    Además, le detectaron un zoológico privado en la chacra “El Gran Chaparral”, de 96 hectáreas, en la que encontraron 14 ñandúes, 5 llamas, dos alpacas, carpinchos y hasta un loro hablador, especies protegidas en Uruguay, cuya captura y tenencia prohíbe.

    Otros de los gremialistas arrestados, el titular de la UOCRA Bahía Blanca, Monteros, tenía más de $5 millones y U$S 100 mil dólares al momento de ser detenido, además de armas, drogas y una moto con pedido de secuestro.

    Por su parte, detenido después de atrincherarse en la sede del gremio que manejó durante más de diez años, Medina tenía u$s328.000 al momento de su captura. Además le inhibieron fondos de su cuenta y de su esposa por $7.200.000. El sindicalista es propietario de costosos inmuebles, como una casa en el exclusivo barrio de Cariló, en la costa atlántica.
     

    Compartir