Buenos Aires
SEGUINOS    

    La Justicia fijó audiencia oral y pública en causa contra la diputada Aida Ayala y otros imputados

    Será el miércoles próximo, ante la Sala IV. Es por los recursos presentados por las defensas con relación a la libertad de los imputados. Se investigan, entre otros delitos, lavado de activos, enriquecimiento ilícito y asociación ilícita

    La Justicia fijó audiencia oral y pública en causa contra la diputada Aida Ayala y otros imputados

    Ante la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Mariano Hernán Borinsky -como presidente-, Juan Carlos Gemignani y Gustavo M. Hornos, se celebrará el 11 de julio próximo una audiencia oral y pública en la causa que tramita ante el Juzgado Federal de Resistencia en la que se investiga a la diputada del PRO Aída Ayala y a otras 14 personas

    La causa que lleva adelante es por los delitos de asociación ilícita, negociaciones incompatibles con la función pública, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de deberes de funcionario público y delito de lavado de activos.

    Ayala, dirigente de la UCR, fue elegida diputada por el Chaco en las elecciones de 2017 y hasta diciembre pasado ocupó el cargo de secretaria de Asuntos Municipales de la Nación en el Gabinete del presidente Mauricio Macri. Anteriormente, fue intendenta durante 12 años de Resistencia, capital de su provincia, cargo que dejó en 2015, cuando asumió el Gobierno de Macri.

    En la actualidad, la legisladora preside la Comisión de Economías Regionales y es una de las principales candidatas que tiene el Presidente para cubrir la gobernación en 2019. 

    En 2014 fue denunciada por diputados del PJ de Chaco por lavado agravado de activos, evasión, asociación ilícita y administracón fraudulenta por las irregularidades en la contratación de la empresa Pimp SA por 500 millones de pesos para la recolección de residuos.

    Las sospechas comenzaron porque efectuó la contratación un año antes de abandonar su gestión, habiendo estado 11 años a cargo.  Además, la empresa no posee ninguna experiencia en el rubro y, curiosamente, uno de los socios de PIMP es Alejandro Fischer, ex yerno de Ayala. Fischer ya fue detenido hace un mes por la misma causa y los vinculos entre ambos no terminan allí: el ex yerno es apoderado de la Fundación Construir, creada por la funcionaria. La Justicia sospecha que la fundación era utilizada en el círculo del lavado.

    "Estoy a disposición de la justicia". "Ante el pedido de la Fiscalía federal que deberá ser analizado por la jueza y en caso de que se me investigue, estoy a disposición de la justicia como lo he hecho siempre", escribió la legisladora en un comunicado

     

    Compartir