Buenos Aires
SEGUINOS    

    ISIS atacó embajada de Irak en Afganistán y hay al menos seis muertos

    El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó el atentado contra la embajada iraquí en Kabul, en el que los cuatro atacantes resultaron muertos sin que se reportaran víctimas entre los empleados diplomáticos, aunque el gobierno afgano informó que dos integrantes de las fuerzas de seguridad murieron en el ataque.

    ISIS atacó embajada de Irak en Afganistán y hay al menos seis muertos

    "El ataque terrorista a la embajada iraquí en Kabul finalizó con la muerte de los atacantes", informó el Ministerio de Interior afgano, que aclaró que las tropas de seguridad evacuaron rápidamente a su personal, incluido al embajador. El ataque a la embajada, situada en el centro de la capital afgana, comenzó pasadas las 11 hora local (3.30 en la Argentina), y se prolongó durante casi cuatro horas, lo que provocó gran incertidumbre sobre cuál sería el resultado del ataque.

    Según la comunicación diplomática, además de los cuatro yihadistas muertos, hubo un policía herido. Sin embargo, el gobierno iraquí elevó el número de víctimas, al anunciar la muerte de dos guardias de seguridad afganos. La acción comenzó cuando un insurgente se inmoló frente a la entrada del edificio al hacer estallar los explosivos que portaba, abriendo paso a los otros tres yihadistas, que penetraron en el sede consular e iniciaron un tiroteo con las fuerzas de seguridad, de acuerdo con el gobierno afgano.

    "El Ministerio de Interior de Afganistán condena de manera enérgica este ataque terrorista inhumano y antiislámico del EI, cuyo único objetivo es generar pánico, terror y la matanza de gente inocente", aseguró el departamento en un comunicado.

    La embajada iraquí, que pocas veces realiza actos públicos, convocó el 13 de julio último a una rueda de prensa para celebrar con los medios de comunicación en la capital afgana "la victoria lograda contra Daesh (acrónimo despectivo del EI en árabe) en la ciudad de Mosul". Precisamente, el EI reivindicó hoy el atentado, de acuerdo con dos comunicados publicados en Internet por la agencia Amaq, vinculada a los yihadistas, y cuya autenticidad no pudo ser comprobada.

    Este atentado se produjo una semana después de que los talibanes detonaran un vehículo cargado de explosivos contra funcionarios del gobierno afgano en Kabul, que causó la muerte de 31 civiles y heridas a alrededor de 40 y a dos meses del atentado que un camión cargado de explosivos en la capital dejó 150 muertos y más de 300 heridos, el más mortífero desde el derrocamiento del régimen talibán en Afganistán por tropas estadounidenses en 2001.

    La misión de la ONU en Afganistán anunció este mes que el conflicto afgano marcó un nuevo récord de muertes de civiles, con 1.662 fallecidos en los primeros seis meses del año, un 2% más que en 2016, incluido un aumento de decesos de niños y de mujeres del 9% y 23%, respectivamente. Desde que empezó a contabilizar las víctimas civiles del conflicto afgano en enero de 2009, la ONU ha informado de la muerte de 26.500 civiles y de 49.000 heridos.