Buenos Aires
SEGUINOS    

    Jones Huala, fue imputado por convocar a una "rebelión" contra el Gobierno

    El fiscal federal Guillermo Marijuan actuó de oficio. la causa recayó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nro. 1, a cargo de la jueza María Servini

    Jones Huala, fue imputado por convocar a una

    Facundo Jones Huala, jefe de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), fue denunciado por haber convocado a una “rebelión” contra el Gobierno nacional durante una entrevista radial en noviembre, al sostener que “hay que echar a la mierda a estos fachos asquerosos de Macri y Patricia Bullrich”.

    El fiscal federal Guillermo Marijuan actuó de oficio y acusó a Jones Huala por “instigación a cometer delitos, incitación a la violencia colectiva, formar parte de una agrupación que tiene por objeto imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor y atentar contra el orden constitucional y el orden democrático”

    En esa misma entrevista que brindó a fines de noviembre desde su lugar de detención en Esquel a la radio comunitaria “La Imposible”, vinculada a la agrupación H.I.J.O.S, Jones Huala asegruó que Macri y Bullrich “son una basura, una rata, una mierda” y dijo que el Gobierno nacional era una “porquería”.

    “Esto solo se puede revertir con violencia política desde los de abajo…, con la resistencia popular, de los oprimidos y con un estallido social”, remató.

    Marijuan consideró que las declaraciones del líder de la RAM se encuadran dentro del presunto delito de instigación a cometer delitos contra el presidente Mauricio Macri y contra la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y “la incitación pública a la violencia colectiva contra los funcionarios del Poder Ejecutivo y las instituciones que ellos representan”. 

    Además, para el fiscal se debe investigar si los dichos de Jones Huala llamando a una rebelión “para echar a la mierda a estos fachos” habrían implicado una amenaza de alzamiento en armas con la finalidad de destituir al gobierno nacional e impedir el libre ejercicio de sus facultades constitucionales.

    Por sorteo, la causa recayó en el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nro. 1, a cargo de la jueza María Servini.

    Compartir