Buenos Aires
SEGUINOS    

    "Grondona controlaba todos los sobornos de Torneos para la Libertadores y la Sudamericana"

    "Las coimas eran algo habitual", fueron las palabras que expresó el ex director de TyC y uno de los 42 acusados de pagar sobornos a altos mandatarios de CONMEBOL y FIFA por los derechos deportivos

    "Las coimas eran algo habitual", fueron las palabras que expresó el ex director de TyC y uno de los 42 acusados de pagar sobornos a altos mandatarios de CONMEBOL y FIFA por los derechos deportivos, que ahora fue interrogado por el fiscal Sam Nitze como testigo del gobierno en el juicio a tres poderosos ex jerarcas del fútbol sudamericano.

    Luego de una investigación exhaustiva de FBI y el Gobierno de Estados Unidos en 2015, se comenzaron a realizar los primeros juicios en contra de los diferentes funcionarios que aseguraron su inocencia. Entre ellos, el argentino busca reducir su condena y su defensa se posa en direccionar a personas y empresas como responsables.

    Bajo esta condición, se dispuso a devolver 21 millones de dólares cosechados con la compra de los derechos, y a expresarse en contra de el ex presidente de la CONMEBOL Juan Ángel Napout, de Paraguay, el ex jefe del fútbol brasileño José María Marín y el ex jefe del fútbol peruano Manuel Burga.

    Sin embargo, la primera bomba que arrojó Burzaco fue, directamente, contra el gobierno argentino anterior. Es que le confirmó a la Justicia Estadounidense que, entre 2011 y 2014, e pagó USD 4 millones de dólares a dos funcionarios miembros del programa "Fútbol para Todos". Se trata de Joge Delohn y Pablo Paladino. Además, confirmó que fueron los únicos funcionarios de gobierno a los que le pagó alguna coima.

    Entre su declaración, aseguró que otras empresas que participaron como sociales de TyC, figuran Fox Sports USA, el grupo mexicano Televisa, la brasileña TV Globo, la española MediaPro, la argentina Full Play, el grupo argentino Clarín. Ante esto remarcó cuáles de ellas pagaron coimas. "Que yo sepa todas las compañías, a excepción de Clarín", aseguró. Si bien estas empresas no están en la mira del gobierno de Estados Unidos, ahora serán nuevas apuntadas a partir de su declaración, en la que también tuvo una de las confesiones más sorprendentes y esperadas por Argentina, y que tiene como protagonista a Julio Humberto Grondona.

    Respecto al ex presidente de la AFA y vicepresidente primero de la FIFA, hasta su muerte en julio de 2014, aseguró que le pagó varias sumas de dinero a cambio de la extensión de contratos de la Copa Libertadores, Copa Sudamericana, amistosos de la Selección y partidos de los Mundiales de los años 2018, 2022, 2026 y 2030.

    Burzaco sostuvo en su declaración que "Grondona controlaba todos los sobornos de Torneos para la Libertadores y la Sudamericana. Él decidía quién recibía cuánto y a veces los modificaba según su gusto o se quedaba con parte del dinero".

    "En 2006, Grondona recibió 600 mil dólares por año, pero eso luego subió a 1 millón, y luego a 1,2 millones. De Luca y Figueredo también recibían 600 mil en 2006, mientras que Leoz recibió un millón"", reveló Burzaco. El dinero se le entregaba a Grondona en mano o enviado a Alhec Tour, 'su casa financiera preferida'", aseguró que dijo Burzaco, quien admitió que "sobornó a Grondona desde 2005 hasta que murió en julio de 2014

    Otros nombres de peso del continente que han sido acusados por Burzaco son el paraguayo Nicolás Leoz, ex presidente de CONMEBOL (600 mil dólares anuales hasta 2000, luego subió a 1 millón), Ricardo Teixeira, líder del fútbol brasileño (600 mil dólares), al igual que el argentino Eduardo Deluca, el boliviano Romer Osuna y el uruguayo Eugenio Figueredo.