Buenos Aires
SEGUINOS    

    Frigerio: "Creo que es el peronismo el que tiene que definir qué rol jugar"

    El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró que la reforma tributaria “es una de las más ambiciosas que tuvo Argentina” y sostuvo que esa iniciativa “no sólo tiene que tener un costado o interés recaudatorio”, sino que busca además “corregir distorsiones o realidades negativas que producen el consumo de algunos productos”, al hacer referencia al impuesto a las bebidas azucaradas

    Frigerio:

    “Es una de las reformas tributarias más ambiciosas que tuvimos en la Argentina. La reforma no sólo tiene que tener un costado o interés recaudatorio, como este caso de bajar impuestos distorsivos, sino intentar corregir distorsiones o realidades negativas que producen el consumo de algunos productos”, afirmó el ministro del Interior en declaraciones radiales

    Tras confirmar que el Ministerio de Hacienda enviaría hoy el proyecto de reforma tributaria al Congreso, Frigerio destacó que la iniciativa tiene muchos aspectos, entre los que destacó que, como en otros países del mundo, “tiene en cuenta la salud”, al sostener que las bebidas azucaradas “generan un problema, como la obesidad infantil y se puede resolver en parte con la reforma tributaria”. Respecto a la posibilidad de que el aumento de ese gravamen produzca despidos o suspensiones, el ministro asumió que “en general cuando uno hace este tipo de reforma afecta intereses".

    "Nosotros nos tenemos que preocupar del interés general, de todos, más allá de algunos intereses particulares o de algún sector específico de alguna empresa. Tenemos que ir por el bien común y eso es lo que hicimos con esta propuesta”, dijo. Frigerio admitió que “va a haber mucho debate” en el Congreso para buscar sancionar esta reforma, aunque reafirmó que el gobierno nacional “no” manda “las leyes a libro cerrado". "Entendemos que es el mejor proyecto posible del Poder Ejecutivo, pero entendemos que puede ser mejorable con el aporte de aquellos que no forman parte de nuestra fuerza política”, remarcó.

    Por otro lado, y consultado sobre las afirmaciones del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien dijo ayer en una entrevista que “se puede gobernar sin peronismo”, Frigerio recordó que "dentro de Cambiemos hay muchos dirigentes del justicialismo".

    "Creo que es el peronismo el que tiene que definir qué rol jugar, cómo van a pasar esta transición y van a generar una alternativa democrática, republicana. Argentina necesita que haya una oposición responsable y republicana", afirmó. El ministro aseveró que "lo que está quedando claro es que hay alternativas que generan gobernabilidad, que no son exclusivas del justicialismo" y que "es importante porque favorece la alternancia".

    Asimismo, Frigerio destacó la importancia de volver a discutir en el Congreso la reforma política, que tuvo media sanción de Diputados pero quedó trabada en el Senado debido a la resistencia de algunos gobernadores de avanzar con el voto electrónico, y reafirmó la intención del oficialismo de discutir proyectos “para transparentar el financiamiento de los partidos políticos”, al sostener que “gran parte de la corrupción pasó por ahí, además de la obra pública”.

    Finalmente, el ministro del Interior reiteró la voluntad de Cambiemos de insistir “en mejorar y modernizar el proceso electoral” y recordó que “el año pasado tuvimos media sanción de Diputados pero el Senado impidió que se debatiera”, a la vez que se mostró confiado en que “con una nueva conformación del Senado se pueda discutir" el proyecto.