Buenos Aires
SEGUINOS    

    Este domingo Venezuela vota para reelegir a Nicolás Maduro

    La mayoría de los líderes opositores están proscriptos. Y participan solo políticos aceptados por el régimen

    Este domingo Venezuela vota para reelegir a Nicolás Maduro

    Los venezolanos votan este domingo en unos comicios presidenciales plagados de polémica desde su inicio, e incapaces de poner fin a la crispación política y a una crisis económica que avanza a ritmo de hiperinflación.

    Las elecciones, en las que el presidente Nicolás Maduro busca la reelección hasta 2025, fueron cuestionadas por la oposición tras la inhabilitación de su principal carta, Henrique Capriles, la ilegalización de dos partidos y el hecho de que fuera convocado por la Asamblea Constituyente —un organismo votado en elecciones tachadas de fraudulentas—, que esta bajo control pleno del chavismo, en lugar del Consejo Nacional Electoral.

    Gran parte de la oposición llamó a boicotear la votación. Y desde el exterior se multiplicaron los países que avisan que no reconocerán sus resultados. En el comicio no participarán, entre otros, los partidos Primero Justicia, de Capriles; el tradicional Acción Democrática; Voluntad Popular, con su líder Leopoldo López en prisión domiciliaria, y Un Nuevo Tiempo. Pero sí lo hará el opositor Henri Falcón, un antiguo militantes chavista, y ex asesor de Capriles.

    Los dirigentes disidentes denunciaron las irregularidades a la comunidad internacional en giras encabezadas por el diputado Julio Borges. Como resultado la Unión Europea, Estados Unidos y el Grupo de Lima, compuesto por 14 países, advirtieron que no reconocerán la elección. EE.UU. llamó para que se suspendiera el comicio y a pocas horas de la votación anunció nuevas sanciones contra el número dos del chavismo, Diosdado Cabello. Antes, Canadá impidió la instalación de centros electorales en las sedes diplomáticas venezolanas, ante la falta de “legitimidad” del proceso.

    Durante la campaña electoral, Maduro insistió en que si resulta elegido con una gran cantidad de votos tendrá legitimidad para enfrentar con “mano de hierro” a las mafias económicas. Además, advirtió a Borges que espera verlo “tras las rejas”, bajo el cargo de traición a la patria. El diputado está fuera del país desde enero y se asegura que no regresará .

    En lo económico, pese a la necesidad de financiamiento externo, Maduro rechazó negociar con el FMI, al que señaló como “sicario del mundo”. Pero dice tener un plan para llevar al país a la prosperidad económica, sin reconocer que la calamidad actual es un legado de su administración. Los rumores hablan de un sistema de dolarización para reducir el circulante y frenar una hiperinflación que supera el 10.000% anual.

    Por lo pronto, Maduro se fijó una primera medida para después del 20 de mayo: una reconversión monetaria para el 4 de junio, a fin de suprimir tres ceros a la moneda nacional, el bolívar. Será la segunda reconversión en 10 años, lo que ilustra el paso arrollador de la inflación. Hoy en Venezuela se necesitan 752.354 bolívares para comprar un sólo dólar. El sueldo básico es de 2,5 millones de bolívares, tres dólares y centavos.

    Este domingo a primera hora el presidente venezolano fue el primero en votar en su centro electoral. "He sido el primer votante de la patria (...) siempre de primero en las batallas por nuestra soberanía, por el derecho a la paz", sostuvo.

    Compartir