Buenos Aires
SEGUINOS    

    Estancados: Con freno de mano están hoy los acuerdos entre Mercosur-UE

    Las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) volvieron a fracasar esta semana en Montevideo por la postura férrea del sector agrícola del viejo continente

    Estancados: Con freno de mano están hoy los acuerdos entre Mercosur-UE
    Las conversaciones están muy difíciles. La UE tiene poco margen para ser flexible teniendo en cuenta la ola de populismo que hay en Europa. El bloque sudamericano reclamó a su contraparte que mejore las ofertas agrícolas, por ejemplo en el caso de la carne vacuna, el azúcar y el etanol, pero la respuesta fue negativa.
     
    En este marco, el Mercosur considera que no puede seguir haciendo concesiones para una mayor apertura en bienes industriales, admitieron las fuentes.
     
    Para el Mercosur, el comisario de Agricultura, Phil Hogan, mantiene una posición casi cerrada por la defensa de los intereses agrícolas y no facilita los avances.
     
    El calendario político desalienta las posibilidades de un progreso cercano. Con elecciones en Brasil el próximo mes, "después tenés el cambio de gobierno en enero y elecciones en Europa en mayo...", repasaron los negociadores del Mercosur.
     
    Así la situación, el clima es de resignación para un avance importante este año y con serias dudas para el 2019, donde también en la Argentina habrá elecciones presidenciales.
     
    Si bien la ronda de Montevideo es de carácter técnico, todo está envuelto por la política electoral. "Si gana el PT en Brasil, no se sabe qué camino se seguirá", confesó uno de los partícipes de las reuniones.
     
    Uno de los focos está puesto en la cuota ofrecida por el bloque europeo para la importación de 99.000 toneladas de carne y 150.000 de azúcar por año procedentes del Mercosur, que es considerada "bastante limitada" y un pedido para que no se apliquen aranceles dentro de esa cuota.
     
    A la cumbre en Montevideo asistirían el canciller Jorge Faurie y el ministro de Producción, Dante Sica. Los dos bloques llevan casi 20 años negociando el acuerdo y, aunque ambos lados del Atlántico expresan su interés en cerrarlo próximamente, quedan por resolver cuestiones relativas al acceso de productos, reglas de origen, lácteos, indicaciones geográficas, patentes, entre otros.

    Compartir