Buenos Aires
SEGUINOS    

    Estación espacial: Seguridad aconsejó ante la posible caída de una estación

    El Ministerio de Seguridad de la Nación recomendó este sábado que los edificios son los lugares más seguros ante la posible caída, pero con baja peligrosidad, de restos de la estación espacial China Tiangong-1 prevista para mañana domingo de Pascuas.

    Estación espacial: Seguridad  aconsejó ante la posible caída de una estación

    En este marco, la Secretaria de Protección Civil de la cartera nacional precisó a través de un comunicado que “es poco probable que los fragmentos causen daños de edificios, por lo que se consideran más seguros que los lugares abiertos. Sin embargo, es recomendable mantenerse alejado de ventanas y puertas de vidrio”.

    Así mismo, aclaró que “dentro de los edificios, los lugares estructuralmente más seguros para posicionarse durante el eventual impacto son, para los edificios de ladrillo, debajo de las bóvedas de los pisos inferiores y de las puertas insertadas en los muros de carga”. Y para los edificios de hormigón armado, “cerca de las columnas o cerca de las paredes”, añadió.

    Los fragmentos pueden ser pequeños, poco probables de ser vistos antes del impacto, o grandes, que son los que podrían sobrevivir y contener sustancias químicas corrosivas.

    En este sentido, se recomendó a “cualquier persona que vea un fragmento, que no lo toque y se mantenga a una distancia mínima de 20 metros, informando de inmediato a la autoridad policial local o a la fuerza federal más próxima”. La información acerca del posible reingreso a la tierra de fragmentos de la estación espacial china, remitida al Ministerio de Seguridad por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), expresó que si bien los peligros son bajos, “el fenómeno existe”.

    El Ministerio de Seguridad añadió que “el riesgo para nuestro país es ínfimo porque todo el territorio continental argentino es el 0,35% de la superficie del planeta que puede ser impactada por fragmentos de la estación espacial”.

    De acuerdo con la trayectoria calculada el reingreso de los fragmentos “se producirá en una franja de nuestro planeta comprendida entre los paralelos de 44° norte y 44° sur, abarcando una extensión de continentes y océanos que, en el continente americano va desde las cercanías del límite entre Canadá y los Estados Unidos y la Península Valdés o entre España y Sudáfrica”.

    Compartir