Buenos Aires
SEGUINOS    

    El gobierno venezolano anunció que "aplastó" un levantamiento militar al oeste de Caracas

    El dirigente chavista Diosdado Cabello anunció hoy que las Fuerzas Armadas venezolanas sofocaron un levantamiento de un grupo de oficiales y suboficiales en Valencia, una ciudad ubicada a unos 170 kilómetros al oeste de Caracas, y ratificó la “absoluta normalidad en el resto de las unidades militares del país” y “el control del Fuerte Paramacay”, el cuartel sublevado.

    El gobierno venezolano anunció que

    Más tarde, el comandante estratégico operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), el almirante en jefe Remigio Ceballos, informó que siete personas fueron detenidas tras el levantamiento, al que calificó como un “ataque terrorista, delictivo, paramilitar”.

    Por su parte, la cadena oficial de noticias venezolana Telesur publicó que dos personas fallecieron y otras ocho fueron detenidas, entre ellas cinco civiles vestidos de militares. Esa información no fue confirmada por el Gobierno. “En la madrugada, atacantes terroristas entraron al Fuerte Paramacay en Valencia, atentando contra nuestra FANB. Varios terroristas detenidos”, escribió y agregó: “Luego del ataque terrorista al Fuerte Paramacay, se activaron planes de defensa, despliegue de tropas, para garantizar la seguridad interna”.

    Este conflicto se inició debido a que un capitán del Ejército venezolano se declaró en “rebeldía” contra la “tiranía asesina” de Nicolás Maduro. En una grabación se puede ver a unos 20 hombres vestidos de militares con armas largas, liderados por el vocero del levantamiento, un hombre que se identifica como “capitán Juan Caguaripano” y “comandante de la operación David Carabobo”.

    “Nos declaramos en legítima rebeldía (…) para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Esto no es un golpe de Estado, es una acción cívica-militar para restablecer el orden constitucional, pero más aún para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares”, afirmó el vocero del levantamiento mirando a cámara.

    El capitán de la Guardia Nacional Bolivariana, Juan Caguaripano Scott, quien habría liderado un levantamiento rebelde este domingo, ya se había pronunciado en contra del régimen de Nicolás Maduro en 2014, cuando una ola de protestas y represión dejó un saldo de más de 40 muertos.

    Según el fiscal Elías Plecencia, el oficial Caguaripano operaba a las órdenes del capitán retirado de la GN, Juan Carlos Nieto Quintero, que fue detenido y denunció que fue torturado por agentes de la Dirección de Contrainteligencia Militar. Poco se supo de él en estos más de tres años, lo que aumenta el misterio y la confusión con respecto a los hechos de este domingo en Valencia, en el estado de Carabobo.

    “Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca, con el bravo pueblo de Venezuela, para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado”, dijo Caguaripano en su mensaje de este domingo.