Buenos Aires
SEGUINOS    

    “El allanamiento fue un capítulo más de humillación y de persecución”

    La senadora nacional publicó un video a través del cual denuncia que en el marco del procedimiento dispuesto por el juez Bonadio “rompieron todo y se llevaron objetos personales”.

    “El allanamiento fue un capítulo más de humillación y de persecución”

    La expresidente Cristina Fernández difundió este domingo un video a través de las redes sociales en el que ella describe lo que fue el allanamiento a su casa de El Calafate.

    Muy crítica del juez federal Claudio Bonadio, sostiene en el video que su propidad “hace tres semanas fue más que allanada: fue literalmente tomada por la gente que Bonadio envió, no para recabar información en la causa que tiene a su cargo, sino simplemente con un capítulo más de humillación y de persecución”.

    La senadora nacional volvió el viernes a su casa en el Sur, donde asegura que los efectivos que la allanaron “se llevaron hasta un rosario de cuentas de piedra”. Descriptiva, la senadora muestra su vivienda afirmando que en el marco del procedimiento “se cumplieron” sus sospechas. Recuerda haber pedido “que se establecieran las condiciones para que no se rompiera nada y para que no se sustrajera nada que no tuviera que ver con la investigación”.

    “Se ensañaron con una parte de la casa”, afirma, porque sostiene que “creían que esa pared escondía una bóveda”. En ese sentido señaló que “un día y medio estuvieron trabajando en el despacho de Néstor Kirchner. Ya habían escaneado todo y le había dado negativo, pero tenían que encontrar algo porque tenían una jauría de periodistas esperando”.

    Asimismo descartó que hubiera tenido una bóveda su casa, señalando que en realidad en el “hueco” existente debajo de la escalera “se guardan porquerías siempre”.

    Sobre el final, dedicó un espacio del video al Gobierno. “No se debe permitir que un sector de la política diga que somos todos iguales”, sostuvo, agregando que “con algunos gobiernos la gente puede comer y con otros no. Con algunos gobiernos la gente puede estudiar y con otros no. Con algunos gobiernos la gente podía tener esperanzas de irse de vacaciones, de una vida mejor”.

    Compartir