Buenos Aires
SEGUINOS    

    "Durante mucho tiempo hubo quien creía que yo era homosexual. ¿Qué problema habría?"

    El periodista Nelson Castro es uno de los más influyentes analistas políticos en la televisión argentina de la actualidad

    El periodista Nelson Castro es uno de los analistas políticos de la televisión argentina de la actualidad. En una entrevista dada a Clarín, Castro habló de todo, desde los rumores sobre sus sexualidad, hasta de las cicatrices que lo acompañan desde sus primeros meses de vida.

    “Siempre soy la misma persona. El Nelson Castro público no es alguien que expresa cosas diferentes en su manera de ser de lo que es Nelson Castro en privado. El privado, además, busca todo el tiempo vivir su vida independientemente de lo público y sin que eso modifique mis actitudes. Me gusta salir a caminar, estar con la gente, hacer las compras y los trámites que hace todo el mundo. Yo no utilizo la notoriedad como un privilegio. Si tengo que hacer una cola, la hago. Me gusta exponerme a eso, decir ‘hoy tengo que ir al supermercado’. Me gusta esa experiencia, sabiendo que la gente se te va a acercar, otros no se dan cuenta y otros murmuran. Ahora, algunos murmuran para hablar bien de vos y otros para hablar mal”, ontó el periodista.

    A la hora de hablar sobre su decisión profesional de volcarse a la medicina, Nelson Castro se refirió al origen de las marcas en su rostro: “Mi cara tiene cicatrices que son producto de un cuadro muy severo que tuve a los quince días. No recuerdo eso, pero sí está el relato de mis padres. Tuve erisipela gangrenosa, inadecuadamente tratada, y eso originó a una necesidad de quita de tejidos muy fuerte que puso en riesgo mi vida. A esa edad, estuve quince o veinte días en coma”. Y agregó: “Tengo siete operaciones, desde el mes de vida hasta los 14 años. Creo que eso debe haber tenido mucho que ver en la inmersión de lo médico”.

    Por último, Castro aseguró ser un “soltero voluntario y disponible” y explicó algunos rumores acerca de su sexualidad.

    “Siempre lo comento porque da origen a la fantasía de la gente, de lo público, un montón de fantasía. Durante mucho tiempo, sobre todo en la época de Carlos Menem, en un intento por desacreditar, hubo quien creía que yo era un homosexual. Por motivos de rumores de pasillos, redes sociales y demás. ¿Qué problema habría? Eso forma parte de la vida pública”, cerró.