Buenos Aires
SEGUINOS    

    Detuvieron en Mar del Plata a Claudio Minnicelli, el cuñado de De Vido

    Claudio Minnicelli, el cuñado del exministro de Planificación Federal Julio De Vido, vinculado a la mafia de los containers, fue detenido por fuerzas policiales en la zona de Chapadmalal, en la costa bonaerense.

    Detuvieron en Mar del Plata a Claudio Minnicelli, el cuñado de De Vido

    Claudio Minnicelli, el cuñado del exministro de Planificación Federal Julio De Vido, vinculado a la mafia de los containers, fue detenido por fuerzas policiales en la zona de Chapadmalal, en la costa bonaerense.

    Minnicelli estaba prófugo desde el 25 de octubre del año pasado, cuando el juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky lo citó a indagatoria por delitos que podrían mantenerlo hasta diez años en la cárcel. El ahora detenido quedó preso en la comisaría N°8, de Mar del Plata, a la espera de que en las próximas horas sea trasladado a la Ciudad de Buenos Aires. 

    Sobre Minnicelli pesaba una recompensa de $ 250 mil para quien pudiera acercar información de su paradero. En un primer momento, la Justicia creía que había huido hacia Paraguay, aunque también se siguieron otras pistas. Pero ninguna daba con el prófugo.

    "La policía recibió la información de que Minnicelli estaba en una despensa de Chapadmalal. Cuando se acercaron a detenerlo, confirmó que era él y no puso resistencia", explicó en la noche del domingo la ministra Patricia Bullrich. Sobre el dato que les permitió dar con el prófugo, dijo: "El que dio la información fue alguien del entorno, una persona cercana, que lo veía, y decide dar la información". Sin embargo, la ministra no quiso dar mayores precisiones sobre la fuente, aunque destacó que pidió la recompensa que pesaba sobre el hombre, de $ 250 mil.

    "Lo teníamos entre los 10 más buscados del país", consideró Bullrich y agregó: "Esto demuestra que en la Argentina no hay impunidad".

    Para el juez había indicios suficientes para considerar que Minnicelli y otras siete personas -entre ellos, funcionarios de la Aduana- integraban la "mafia de los contenedores", una presunta asociación ilícita de contrabando de mercadería que terminaba en la feria de La Salada.