Buenos Aires
SEGUINOS    

    De la mano de CFK, Axel Kicillof quiere ser gobernador en la Provincia

    El actual diputado del Frente para la Victoria Axel Kicillof tiene decidido jugar su suerte en la provincia de Buenos Aires, distrito por el que buscará ser candidato a gobernador en las elecciones del año que viene con el apoyo de la senadora Cristina Fernánez. ¿Y Magario..., o será su compañera de fórmula?

    De la mano de CFK, Axel Kicillof quiere ser gobernador en la Provincia

    De hecho fue la expresidente, con quien mantiene reuniones semanales, la que lo había alentado a "bajar" a la provincia de Buenos Aires de cara a los comicios intermedios de 2017, para reforzar el mensaje electoral de Unidad Ciudadana.

    En el Instituto Patria ven a Kicillof como el más fiel exponente de la línea del kirchnerismo puro, el dirigente nacional que la sociedad asocia inmediatamente con la mentada "década ganada" y con la líder de Unidad Ciudadana: según este análisis, sólo el economista es capaz de retener en su totalidad el significativo capital político que sigue conservando Cristina Fernández, pese a que su imagen se resintió a raíz de la causa de los cuadernos.

    La candidatura de Kicillof maduró en los últimos meses, pero comenzó a gestarse a partir de un pedido de la ex jefa de Estado para cubrir un espacio que el kirchnerismo tenía vacante en la provincia más populosa del país.

    "Después de la elección del año pasado, acordaron seguir recorriendo el país como él ya venía haciendo. Y este año acordaron que (debía hacerlo) con más hincapié en provincia de Buenos Aires que en el resto del país", explicaron fuentes cercanas a Kicillof. Por ahora, el respaldo de Cristina Fernández es el principal activo del economista para pelear por un lugar como candidato en una grilla donde también aparecen con intenciones los intendentes Verónica Magario de La Matanza y Martín Insaurralde de Lomas de Zamora.

    "Con Cristina convinieron en la necesidad de construir una opción competitiva en Provincia de Buenos Aires y ella le dio el visto bueno a Axel para que se lance, y que después se vea sobre la marcha quién está en mejores condiciones para pelearle a Vidal", destacaron las fuentes consultadas.

    Cerca de Kicillof agregan que la creciente preocupación por la economía en la ponderación de la sociedad, a raíz de la devaluación y la corrida cambiaria que inyectaron inestabilidad al escenario, también apuntala el posicionamiento del diputado de Unidad Ciudadana. "Si se van a encarar una campaña honestista, a Axel no tienen por dónde darle. Y si vamos a una campaña económica, estamos en nuestra salsa. Así que es un candidato incómodo para Vidal", se entusiasman cerca del ex ministro.

    A diferencia de Agustín Rossi, quien se rodeó de un equipo de especialistas y dirigentes para instalar su precandidatura presidencial, Kicillof sólo consensuó su candidatura con Cristina Fernández: la mesa nacional de Unidad Ciudadana, conformada por los presidentes de varios partidos kirchneristas que se mueven por fuera del PJ, se enteró de las aspiraciones del economista por trascendidos y todavía no fijó una postura al respecto.

    El ex funcionario kirchnerista está haciendo sus primeras armas en la Provincia de Buenos Aires: al igual que Vidal, es un dirigente de cuño porteño (actualmente es diputado por la Ciudad) que, a contracorriente de lo que se esperaba, cruzó la General Paz por una necesidad del espacio político al que pertenece.

    No habría complicaciones jurídicas para que Kicillof lance su candidatura bonaerense, ya que tiene un domicilio a su nombre en Pilar. Días atrás, el dirigente de Unidad Ciudadana visitó Pehuajó, en el interior bonaerense y el viernes que viene volverá a pisar el conurbano, con una recorrida por Ituzaingó.

    Compartir