Buenos Aires
SEGUINOS    

    Cuadernosgate: Cristina Fernández presentó un escrito y se negó a responder preguntas

    La ex presidente insistió en destacar las "gravísimas irregularidades" en la causa

    Cuadernosgate: Cristina Fernández presentó un escrito y se negó a responder preguntas

    La expresidente Cristina Fernández enfrentó este lunes su segunda indagatoria en la causa de los cuadernos de la corrupción, acusada de haber encabezado una banda que robó desde el Ministerio de Planificación en complicidad con ex funcionarios y empresarios, desde 2003, en el inicio de la gestión K, hasta diciembre de 2015.

    La ex jefa de Estado fue citada por el juez Claudio Bonadio a las 11 de la mañana. Pocos minutos antes ingresó a los tribunales federales de Comodoro Py. Allí entregósu declaración por escrito, se negó a responder preguntas y se retiró sin mayores demoras a su casa. En el escrito presentado, la ex mandataria volvió a rechazar las acusaciones en su contra, tal como lo había hecho el 13 de agosto pasado en su primera indagatoria.

    En el texto, la actual senadora recordó que es la séptima convocatoria del juez Bonadio para declarar ante su juzgado, en relación a las otras citaciones por las causas "Dólar futuro", "Los Sauces" y del Memorándum por Irán". E insistió en las "gravísimas irregularidades" en torno a la actuación del magistrado, sobre la que aseguró que "carece de todo contenido jurídico".

    Con una larga enumeración, la senadora insistió que los cuadernos ("en rigor de verdad son simples fotocopias", dijo Kirchner) fueron obtenidos "de manera ilícita", e insistió que Bonadio y el fiscal federal Carlos Stornelli llevaron a cabo una"escandalosa maniobra de fórum shopping", al evitar que la causa fuera sorteada.

    Además, la ex presidente destacó lo "inédito" que los arrepentidos que confiesan supuestos delitos "se van a su casa y quienes defienden su inocencia quedan presos". "Dentro del capítulo de los "liberados", aparentemente merecen un premio mayor quienes de cualquier manera puedan atribuirme algo que se parezca a un delito", consideró.

    "En definitiva ni siquiera en tiempos de la inquisición se atrevieron a tanto", fustigó. Luego de insistir en que el juez Bonadio y Stornelli carecen de imparcialidad y que incumplieron diversos procedimientos legales, negó "de manera categórica y terminante haber formado parte de algún tipo de asociación ilícita, así como haber cometido delito alguno".

    "La investigación dirigida deliberadamente en mi contra, a pesar de haber arrasado todas y cada una de las garantías que hacen al debido proceso legal, no ha conseguido ni siquiera una mínima prueba que acredite los delitos que calumniosamente se me atribuyen", protestó la ex mandataria.

    Compartir