Buenos Aires
SEGUINOS    

    Cromañon: dos Callejeros lograron libertad condicional y otro prisión domiciliaria

    Se trata del ex saxofonista Juan Carbone, el ex guitarrista Elio Delgado y el ex bajista, Christian Torrejón

    Cromañon: dos Callejeros lograron libertad condicional y otro prisión domiciliaria

    Dos ex músicos de Callejeros salieron de la cárcel de Ezeiza tras ser beneficiados con la libertad condicional, mientras que a un tercero se le otorgó la prisión domiciliaria, en el marco de la causa por la tragedia de Cromañón.

    El guitarrista Elio Delgado y el bajista Christian Torrejón recuperaron la libertad, y que el saxofonista Juan Alberto Carbone obtuvo la prisión domiciliaria Los tres músicos cumplían condenas a cinco años de prisión en el penal de Ezeiza por el siniestro del 30 de diciembre de 2004, en el que murieron 194 personas durante un recital de Callejeros.

    Continúan en prisión el ex cantante de Callejeros Patricio Fontanet, condenado a siete años de cárcel, y el baterista Eduardo Vázquez, quien recibió una pena de seis años pero cumple cadena perpetua por el femicidio de su esposa, Wanda Taddei, en 2010.

    El 6 de abril de 2016, el Tribunal Oral Criminal 24 ordenó la detención de los condenados por la tragedia de Cromañón, luego de que la Corte Suprema rechazara el último recurso de apelación y dejara firmes las sentencias contra músicos de Callejeros y ex funcionarios porteños. Los condenados, que habían recuperado la libertad en forma temporal a raíz de ese recurso de apelación, volvieron a prisión a cumplir en forma efectiva las penas.

    El 21 de septiembre de 2015 la Cámara Federal de Casación Penal confirmó las condenas contra todos los músicos de Callejeros y funcionarios del gobierno porteño por “incendio culposo seguido de muerte y cohecho activo”.

    Fontanet fue condenado a siete años de prisión, mientras que Carbone, Torrejón, Djerfy y Delgado recibieron penas de cinco años de cárcel. Horacio Cardell, por su parte, fue condenado a tres años de prisión y Raúl Villarreal, ex mano derecha del fallecido gerenciador de Cromañón Omar Chabán, a siete de reclusión efectiva. En la misma causa fueron condenados el ex subcomisario Carlos Díaz a 8 años; el ex manager de la banda Diego Argarañaz a cinco años; y Chabán, quien murió de cáncer en 2014 mientras cumplía en prisión domiciliaria una pena de 10 años y 9 meses.

    La Cámara también había ratificado en 2015 las condenas de Fabiana Gabriela Fiszbin, ex subsecretaria de Control Comunal del gobierno porteño, a cuatro años; de Gustavo Juan Torres, ex director general de Fiscalización y Control, a tres años y nueve meses; y de Fernández, ex directora general adjunta de la Dirección General de Fiscalización y Control, a dos años y diez meses.

    En julio del año pasado, algunos condenados por la tragedia ya habían comenzado a recuperar la libertad, entre ellos Fiszbin. La tragedia de Cromañón ocurrió el 30 de diciembre de 2004 durante un recital de Callejeros, cuando se prendió fuego el cielo raso del local y se produjo una emanación de gases tóxicos.

    El incendio provocó la muerte de 194 personas, que no pudieron salir porque la puerta de emergencia estaba cerrada con candado y por el exceso de gente que había en el lugar.