Buenos Aires
SEGUINOS    

    Causa Ciccone. Denunciaron apriete: "No entendés, somos el Gobierno nacional, somos la AFIP"

    Un directivo de la empresa Boldt, Guillermo Gabella, ratificó que sufrió "aprietes" por parte del detenido José María Nuñez Carmona a nombre del gobierno nacional en octubre de 2010, para obligar a su firma a desalojar la planta de la imprenta Ciccone, que habían alquilado por un año.

    Causa Ciccone. Denunciaron apriete:

    "No entendés, somos el Gobierno nacional, somos la AFIP", refirió Gabella que le dijo Nuñez Carmona el 22 de octubre de 2010 en una reunión en el hotel Cesar Park a la que llegó, según él, convocado por un conocido en común, Lautaro Mauro. "En ese contexto le pregunté si lo mandaban Néstor Kirchner y Cristina Fernández, y Nuñez Carmona dijo que venía de parte de las máximas autoridades. En realidad, yo trabajo con Amado Boudou", dijo el testigo que le refirió Nuñez Carmona.

    Gabella declaró como testigo ante el Tribunal Oral Federal 4 en una nueva jornada del juicio oral por la venta de la ex Ciccone Calcográfica, para la que pidieron estar presentes los detenidos ex vicepresidente Amado Boudou y su socio Nuñez Carmona. Ambos llegaron desde la cárcel de Ezeiza poco antes de las 10 y siguieron desde la primera fila de la sala de audiencias los dichos de Gabella, quien en el 2012 declaró ante el primer fiscal del caso, Carlos Rivolo, sobre esa reunión.

    Boldt alquiló la planta de la ex Ciccone por un año en el 2010 y pagó por adelantado, además de garantizar trabajo al cien por ciento de su personal, luego de más de 9 meses en los cuales se había discontinuado el trabajo y se habían cortado servicios como gas y luz, resumió.

    En ese contexto, fue convocado a la reunión en el año en que Boldt usaba la planta de Ciccone para procesar los trabajos del Censo nacional y allí Nuñez Carmona lo "hostigó" para que la planta se desalojara antes del vencimiento del contrato. "No sabía quién era, se presentó al final porque yo le pregunté su nombre, su aspecto no me daba idea de que fuera alguien poderoso", agregó el testigo.

    Por los términos en que se desarrollaba la reunión, Gabella le dijo a Nuñez Carmona que lo estaba "apretando". "Fue una reunión incómoda, desagradable, un conocido me llevó a una reunión para que me aprieten", agregó Gabella, quien actuaba como vocero de Boldt y también dijo haber trabajado con Daniel Scioli al inicio de su mandato en la Cámara de Diputados. También declaró Guillermo Euman, director de Boldt, quien recordó que Nuñez Carmona dijo que habían comprado Ciccone y que su empresa tenía que desalojarla.

    Además, refirió que como se negaban a desocupar la planta antes del fin del contrato, les "pincharon" los teléfonos. Ambos directivos reiteraron las declaraciones que dieron al principio de la causa, en el sentido de remarcar que el socio de Boudou presionó para el desalojo anticipado porque "ellos" habían comprado la empresa.

    Esto se hizo, según la acusación, a través del fondo de inversión "The Old Fund" cuyo titular era Alejandro Vandenbroele, otro de los juzgados y actual imputado protegido en las demás causas abiertas contra Boudou.

    Compartir