Buenos Aires
SEGUINOS    

    Autopsia: El cadáver hallado en Ezeiza no es de Sun Zhong Qin

    Al cabo de tres horas de autopsia en la morgue judicial de Lomas de Zamora, los forenses no lograron identificar ni determinar las causas de muerte de la mujer de rasgos asiáticos hallada anteayer en un arroyo de Ezeiza

    Autopsia: El cadáver hallado en Ezeiza no es de Sun Zhong Qin

    Al cabo de tres horas de autopsia en la morgue judicial de Lomas de Zamora, los forenses no lograron identificar ni determinar las causas de muerte de la mujer de rasgos asiáticos hallada anteayer en un arroyo de Ezeiza, a unos 300 metros de donde aparecieron las pertenencias de Sun Zhong Qin, una ciudadana china que desapareció hace poco más de dos semanas en cuanto arribó al aeropuerto internacional ministro Pistarini.

    Familiares de la mujer irán hoy a dar muestras biológicas para la realización de un cotejo de ADN capaz de determinar si el cadáver en estudio es el de Sun Zhong Qin. Esos voceros dijeron que el avanzado estado de descomposición del cuerpo impidió tomar huellas dactilares con las cuales proceder a una identificación. “Se tomaron muestras, se conservaron las manos y se enviaron a la Policía Científica para que los expertos en necropapiloscopía las analicen. Pero es posible que la degradación de la piel impida un reconocimiento por ese medio”, explicaron las fuentes consultadas.

    Los forenses tampoco pudieron determinar una causa precisa de deceso, aunque la necropsia tampoco develó la presencia de lesiones atribuibles a un hecho de criminalidad, según se informó. Provisionalmente estimaron la data de muerte en 15 o más días anteriores al hallazgo del cuerpo, lo que coincide temporalmente con la aún inexplicable desaparición de Sun Zhong Qin. Y notaron que la talla y el peso del cuerpo, y algunas de las prendas de vestir que lo cubrían, coincidían con las de la mujer en cuestión.

    Familiares de Sun Zhong Qin, que ayer no estuvieron en la morgue, sí pudieron tomar contacto con una serie de objetos hallados cerca del cadáver y los habrían reconocido. Entre esos elementos hay un dije dorado y una foto de un chico de rasgos asiáticos. Eso, no obstante, no basta para un reconocimiento judicial oficial.

    Compartir