Buenos Aires
SEGUINOS    

    ANMAT prohibió la venta de un lote de medicina contra el VIH

    La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) prohibió el uso y la comercialización de un lote de un medicamento para el VIH a través de la disposición 1722/2018, publicada hoy en el Boletín Oficial.

    ANMAT prohibió la venta de un lote de medicina contra el VIH

    El producto “Reyataz“, un medicamento de venta bajo receta archivada que se utiliza para el tratamiento de personas infectadas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), debe ser almacenado a una temperatura inferior a 30°C y en un lugar libre de humedad. La Dirección de Vigilancia de Productos para la Salud (DVS) participó el año pasado en un allanamiento realizado por el Ministerio de Seguridad en la ciudad de Córdoba y tomó, “para su posterior verificación”, un envase de Reyataz 300 ® atazanavir 300 mg por 30 cápsulas, Lote 4C85179A, FABR ABR 2016, EXP ABR 2018 y un frasco del mismo producto y lote.

    Tras una inspección realizada en el laboratorio Bristol-Myers Squibb Argentina SRL, titular del Reyataz, la DVS constató que las unidades tomadas durante el allanamiento eran “medicamentos falsificados”, ya que entre muestra y contramuestra se detectaron varias diferencias.

    “Los estuches originales poseen un soporte de trazabilidad que permite el seguimiento por unidad de producto, el pegado de las aletas de cierres de las cajas es puntual en el centro para la unidad original y en toda la aleta para la unidad falsificada, la etiqueta [rótulo] es opaca en el producto falsificado y brillante en el original, y el producto tenía restos de pegamento alrededor de la etiqueta”, fueron algunas de las diferencias percibidas

    El responsable del laboratorio informó que 6000 unidades del lote original fueron distribuidas al Ministerio de Salud de la Nación, con una etiqueta autoadhesiva sobre el troquel con la leyenda: “Ministerio de Salud de la Nación, PROHIBIDA SU VENTA, Denuncias 0800-333-3444”.

    La ANMAT resolvió prohibir el uso y la comercialización del lote en cuestión porque se trata de “un producto del cual se desconoce su origen, las condiciones de conservación, de manipulación” y porque no puede “asegurarse su contenido y su período de vida útil” y podría “resulta[r] peligroso para la salud de los pacientes”

    Compartir