Buenos Aires
SEGUINOS    

    Afiliados a ATE bloquean "Fanazul", la Fábrica Militar de Azul

    Trabajadores de la Fábrica Militar de Azul agremiados acampan en la puerta de la planta para impedir que se cumpla lo dispuesto por el Ministerio de Defensa

    Afiliados a ATE bloquean

    Trabajadores de la Fábrica Militar de Azul, más conocida como Fanazul, afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) continúan con el bloqueo en las puertas de la planta para impedir su desmantelamiento.

    A principios de año, el Ministerio de Defensa dispuso el cierre de la empresa y, desde aquel momento, los empleados se manifestaron en contra. En tanto, el lunes 9 de abril ATE instaló una carpa frente al Congreso Nacional bajo la consigna "sí al trabajo; no al ajuste", en la que los trabajadores de Fanazul dieron una conferencia de prensa para denunciar la situación que atraviesa la fábrica.

    El conflicto se inició en enero pasado con el cierre y el despido de 220 trabajadores de Fanazul, mientras que en los últimos días recrudeció ya que se comenzaron a desmontar las maquinarias de la fábrica. "Ante esta situación dramática los fabriqueros han tomado una decisión totalmente respaldada por este gremio a nivel nacional y provincial. No vamos a permitir que se retire ningún elemento productivo de la fábrica y la vamos a defender a capa y espada. Estamos defendiendo la soberanía nacional", aseguró Hugo "Cachorro" Godoy, secretario general de ATE nacional.

    Godoy responsabilizó al Gobierno porque, según señaló, el cierre de Fanazul "es un paso más en el desguace de áreas estratégicas del Estado Nacional, en este caso para la defensa". Los explosivos que allí se producen son necesarios para abastecer a las canteras instaladas en la zona para la repavimentación de las rutas 3 y 226, que lleva adelante la gestión bonaerense de María Eugenia Vidal, planteó ATE en un comunicado.

    "También (Fanazul) tiene capacidad de abastecer a otros diez emprendimientos mineros que hay en la región y, por su ubicación geográfica, a otros de Santa Cruz. Incluso las Fuerzas Armadas se expresaron en defensa de la fábrica, por su utilidad para desactivar material bélico", apuntó el sindicato. En enero pasado, el interventor de la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM), Luis Riva, reconoció que la fábrica de explosivos Fanazul, ubicada a 30 kilómetros de la ciudad bonaerense de Azul, cerró definitivamente sus puertas.

     

    Compartir