Buenos Aires
SEGUINOS    

    A las piñas en una audiencia por el Aeropuerto de El Palomar

    La Audiencia Pública en la que se debatió este miércoles sobre las obras de modernización y ampliación del Aeropuerto de El Palomar, la tercera terminal en el área metropolitana de la ciudad de Buenos Aires, terminó en un escándalo que puso de manifiesto los contrastes que existen entre los vecinos de la zona en torno al tema.

    A las piñas en una audiencia por el Aeropuerto de El Palomar

    El debate, se extendió casi hasta las 19, tuvo momentos de tensión que incluyeron algunos golpes de puños entre sectores enfrentados en el momento en el que exponía el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro.

    Por el gobierno nacional, funcionarios del Ministerio de Transporte, de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) y del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) realizaron una defensa de las obras que se están desarrollando y destacaron la importancia que tendrá para la zona el funcionamiento de la estación aérea y la conectividad que implica su ubicación geográfica.

    Otro grupo de vecinos -más reducido- se pronunció en contra del aeropuerto con argumentos variados que iban desde “cuestiones de impacto ambiental y cuidado del medio ambiente“, la necesidad de conservación del lugar como sitio de memoria por las violaciones a los Derechos Humanos ocurridas allí y aspecto históricos. La audiencia, que se llevó a cabo en la Biblioteca Popular Juan Manuel Giuffra, del partido de Morón, comenzó con la exposición del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

    “Estamos en esta audiencia para escucharnos y seguir avanzando juntos, discutiendo y acordando en el país que todos soñamos. Trabajamos para generar empleo formal y de calidad y oportunidad de desarrollo para cada uno de los habitantes del país, y mejorar la calidad de vida, para lo cual es muy importante el transporte”, afirmó el ministro, cuyo discurso fue continuamente interrumpido por un grupo de vecinos que se oponen a las obras.

    Los gritos y reproches continuaron con los demás oradores y se escucharon con mayor fuerza cuando habló el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro. La Municipalidad de Morón acusó que los concejales de Unidad Ciudadana, Hernán Sabbatella y Florencia De Luca, junto a un grupo de militantes, comenzaron a gritar en contra del aeropuerto en un tono meramente provocativo.

    En la audiencia también expusieron directivos de las líneas aéreas Flybondi -que en la actualidad es la única que opera en El Palomar- y Norwegian, que tiene previsto comenzar a volar en el mes de junio próximo.

    Compartir