Buenos Aires
SEGUINOS    

    “En el segundo semestre vamos a tener índices que no vemos hace años”

    PLG_VOTE_USER_RATING

    PLG_VOTE_STAR_INACTIVEPLG_VOTE_STAR_INACTIVEPLG_VOTE_STAR_INACTIVEPLG_VOTE_STAR_INACTIVEPLG_VOTE_STAR_INACTIVE
     

    El presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, ratificó hoy la meta de inflación entre 12 y 17% para 2017 frente a las críticas sobre su factibilidad y aseguró que “no hay nada más reactivante” para la economía que se consolide el proceso desinflación.

    No obstante, admitió que “por los buenos números de diciembre y enero, cuando la inflación núcleo fue de 1,3%, hubo cierta relajación de la política monetaria que la corregimos en marzo y la semana pasada (cuando subió la tasa de política monetaria a 26,25 por ciento)”.

    A su vez, adelantó que según indicadores propios la economía argentina creció 0,7% en el primer trimestre del año. En referencia a la pauta inflacionaria de 17% para todo el año, Sturzenegger indicó que “la meta es factible y uno tiene que tomar las acciones concordantes” para cumplirla, al tiempo que subrayó que “es factible y cumplible”.

    “No pensábamos que íbamos a tener que dar este debate en la Argentina y volver a explicar los beneficios de bajar la inflación, pero aquí estamos y lo vamos a hacer”, enfatizó el titular de la autoridad monetaria al iniciar la conferencia de prensa sobre “Informe de Política Monetaria”.

    Sturzenegger afirmó que “bajar la inflación es la mejor forma de reactivar la economía” porque “ayuda al crecimiento, favorece la distribución del ingreso al quitar un impuesto sobre los más desprotegidos y provoca que reaparezca el crédito”.

    Decidido a defender la política del Gobierno, Sturzenegger señaló que un estudio sobre 84 países con alta inflación que tomaron la decisión política de bajarla en 76 se tradujo en crecimiento sostenido de la economía. Asimismo recalcó que “debemos desafiar la hipótesis de que la desinflación tiene costos en el nivel de actividad”.

    Sobre las proyecciones inflacionarias explicó que la semana pasada se decisión elevar la tasa de política monetaria “luego de que en febrero y marzo la inflación núcleo se ubicó en 1,7%”. Al respecto consideró que ese nivel “no es consistente con la meta” y por lo tanto se “actuó en consecuencia”.

    En ese marco admitió que hubo “una relajación en la política monetaria por un exceso de optimismo luego de los números de diciembre y enero” cuando la inflación núcleo fue de 1,3%.

    Interrogado sobre los cuestionamientos sobre la “soledad” del BCRA para pelear contra la inflación, el funcionario destacó que los aportes al Tesoro Nacional bajaron de 5 puntos del PBI en 2015 a 2,5 en 2016 y será de 1,5% en 2017. “‘Solo’… eso no es estar solo”, consideró Sturzenegger y afirmó que “más esfuerzo “no se le puede pedir” al Poder Ejecutivo.

    En ese sentido recalcó que “como BCRA hemos tenido un apoyo inusual”. Sobre las profundas discrepancias que existen entre los analistas privados y el Gobierno sobre la marcha de la economía, Sturzenegger sostuvo que “lo bueno es que nosotros nos hemos fijados metas y la sociedad va a poder evaluarnos por esas metas”.

    Consultado sobre la corrección al alza de la proyección de inflación realizada por el FMI a 21,2%, Sturzenegger eludió la respuesta y encogiéndose de hombros dijo: “Qué te puedo decir del Fondo…” y dejó la respuesta abierta.